sábado, 12 de marzo de 2011

ENSAYO APRENDIZAJE Y ESTILOS DE APRENDIZAJE

Ensayo: Aprendizaje y Estilos de Aprendizaje
Según (Feldman, 2005), define el aprendizaje como un proceso de cambio relativamente permanente en el comportamiento de una persona generado por la experiencia. En primer lugar, el aprendizaje supone un cambio conductual o un cambio en la capacidad conductual. En segundo lugar, dicho cambio debe ser perdurable en el tiempo. En tercer lugar, otro criterio fundamental es que el aprendizaje ocurre a través de la práctica o de otras formas de experiencia.
Debo indicar que el término “conducta” se utiliza en el sentido amplio del término, evitando cualquier identificación reduccionista de la misma. Por lo tanto, al referir el aprendizaje como proceso de cambio conductual, asumimos el hecho de que el aprendizaje implica la adquisición y modificación de conocimientos, estrategias, habilidades, creencias y actitudes (Schunk 1991) En palabras de Schmeck (1988):
…el aprendizaje es un sub-producto del pensamiento…Aprendemos pensando, y la calidad del resultado de aprendizaje está determinada por la calidad de nuestros pensamientos.
Desde  mi punto de vista el aprendizaje humano consiste en adquirir, procesar, comprender y, finalmente, aplicar una información que nos ha sido “enseñada”, es decir, cuando aprendemos nos adaptamos a las exigencias que los contextos nos demandan. El aprendizaje  requiere un cambio relativamente estable en la conducta del individuo. Este cambio es producido tras asociaciones entre estimulo y respuestas.
El  proceso de aprendizaje es una actividad individual que se desarrolla en un texto  social  y cultural. Es el resultado de procesos cognitivos individuales mediante los cuales  se asimilan e interiorizan nuevas informaciones (hechos, conceptos, procedimientos, valores), se construyen nuevas representaciones mentales significativas y funcionales (conocimientos), que luego se pueden aplicar,  en situaciones diferentes  a los contextos donde se aprendieron. Aprender no solamente consiste en memorizar información, es necesario también  otras operaciones cognitivas que implican: conocer, comprender, aplicar, analizar sintetizar y valorar. En cualquier caso, el aprendizaje siempre conlleva un cambio en la estructura física del cerebro y con ello de su organización funcional.
El Estilo de aprendizaje se refiere al hecho de que cuando queremos aprender algo cada uno de nosotros utilizamos nuestros propios métodos conjuntos de estrategias y habilidades para procesar, aprender y entender la información. Para lo cual nos apoyamos de diferentes factores que intervienen en cada uno de nosotros, los cuales se pueden agrupar de acuerdo a nuestras semejanzas y diferencias, tal y como se presentan a continuación:
Semejanzas.
La edad, género, idioma, cultura, religión, valores, situación socioeconómica,  situación geográfica. Entre otras.
Diferencias
El desarrollo o formación del sujeto,  flujo de las emociones,  creatividad intuición, mecanismos de interacción,  patrones de organización,  reflexión,  motivación.  Entre otras.
La combinación y el análisis de estas diferencias y semejanzas marcan los diferentes estilos de aprendizaje, así como, las modalidades sensoriales de cada uno de los individuos como son:
a)  Los Individuos visuales,   los cuales aprenden mirando. Ellos van a imágenes del pasado cuando tratan de recordar. Ellos dibujan la forma de las cosas en su mente.
b)      Los individuos auditivos, que tienden a deletrear fonéticamente (sonidos). Estos estudiantes aprenden escuchando y recuerdan los hechos cuando éstos son presentados en forma de poemas, cantos y melodías.
c) Los individuos kinestesicos o manipuladores (que tocan las cosas) aprenden mejor moviendo, experimentando y manipulando. Les gusta  descubrir cómo funcionan las cosas y muchas veces son exitosos en el artes prácticas como carpintería o diseño.
Con frecuencia nos encontramos con estudiantes con la misma edad y cultura que, sin embargo, aprenden de distintas manera, de tal forma que, mientras a uno se le la facilidad de redactar, al otro le resulta mucho más fácil la resolución de ejercicios de matemáticas. Esas  diferencias podrían deberse, sin embargo, a su distintas manera de  aprender.
Desde mi punto de vista el concepto de los estilos de aprendizaje está directamente relacionado con la concepción del aprendizaje como un proceso activo. El aprendizaje se refleja en la forma que respondemos al ambiente, a los estímulos sociales, emocionales y físicos, para entender la nueva información de tal manera que cada individuo la procesa de forma diferente. Resaltando que cada uno centra el aprendizaje en sus fortalezas y no en sus debilidades.
Aun cuando la realidad siempre es mucho más compleja que cualquier teoría. La forma en que elaboremos la información y la aprendemos variará en función del contexto, es decir, de los que estemos tratando de aprender y en donde lo aprendemos, de tal forma que nuestra manera de aprender o el estilo de aprendizaje, puede variar significativamente de una materia a otra, o de un tema a otro.
Cabe destacar  que un individuo puede desarrollar más de un estilo de aprendizaje diferente, esto se puede dar en base a sus habilidades, estrategias y al conjunto de patrones conductuales (disposición, preferencia y tendencia).



                                                                   Lcda. Rodríguez, Lorena
                                                    C.I V-11.987.362




Referencias Bibliográficas


Feldman, R.S. (2005) Psicología: con aplicaciones en países de  habla
                hispana. (Sexta Edición) México, McGrawHill


 Dale, Schunk. (1991) Teorías del aprendizaje.  Editorial Prentice
                 hispanoamericana. S.A Segunda edición.   

 Schmeck  R. R (1988) Una introducción  a  las estrategias   y      
                  estilos de aprendizaje.  New York: McMillan 

 http://www.galeon.com/aprenderaprender/vak/queson.htm



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada